Un presupuesto ajustado ya no es limitante para mudarte. Aunque siempre se aconseja mudarse bajo una planificación y organización anticipada de manera que sea posible contar con el dinero necesario, a veces no es posible.

Puede que sea por una urgencia o por la búsqueda de mayor comodidad, incluso muchas veces las familias deciden mudarse para aprovechar una oferta y todo lo anterior es completamente aceptable. ¿Pero qué hacer si no se cuenta con un monto estimado de dinero?

La solución es utilizar un servicio de portes compartidos. Al notar el gran impacto ambiental que estamos ocasionando los seres humanos, cada vez las medidas de aprovechar al máximo los recursos son muy necesarias. Una de estas es trasladarse compartiendo un mismo espacio y lo mismo al momento de realizar mudanzas.

Mudanza 100% segura

Las mudanzas de esta forma no comprometen la seguridad, al contrario, el equipo organizado todos los objetos y elementos de las familias de una forma que se pueda identificar muy fácil y también colocando toda la protección necesaria.

No tiene que temer que los muebles se dañen o se golpeen, porque las maniobras son muy amables y siempre se evita tanto en la carga y la descarga comprometer las estructuras. Se realiza un embalaje muy seguro, ya sea de forma parcial o completo de todo lo que está en tu departamento o en tu casa.

Algunas de las cosas que se utilizan para proteger son las frazadas especiales para envolver los televisores, cuadros y todo lo que sea delicado. También, para todas esas cosas que no tienen un sitio o son muy pequeños se organizan dentro de full box que son en su mayoría de plástico. Por su parte, los closets de tela tienen espacio para dejar colgada la ropa y no tener que sacarla mientras se realiza la mudanza.

Ahorro de dinero

Al compartir el vehículo con otras personas se aprovecha el espacio y se realiza una mudanza más eficiente. Los conductores trazan un reparto inteligente por lo que no existe un gasto ni de tiempo ni de dinero. El presupuesto puede ser incluso un 50% menos que si contratas un auto solo para ti, comienza a solicitar un presupuesto ya mismo, sin ningún compromiso.

Mudanza más rápida

No tendrás que esperar tiempo para que esté desocupado un vehículo que se encargue de solo tu mudanza. A veces el mayor problema cuando solicitamos un presupuesto es esperar que el equipo se desocupe. Al organizar tus cosas con otros es más sencillo que el equipo se avoque a tus necesidades mucho más rápido.

Más flexible

Las empresas que ofrecen el servicio de portes compartidos son mucho más flexibles en sus planes. Podrás compartir tus necesidades específicas y realizan un presupuesto considerando los detalles especiales, por lo que el servicio es muy personalizado, al contrario de las empresas clásicas que solo ofrecían planes automatizados.

Sigue la ruta

Desde que comienza el momento de solicitud hasta la entrega final, podrás revisar a través de Internet el paso en el que se encuentra tu pedido. Con esto, tendrás seguridad el tiempo de espera para tener todos tus muebles en casa sin problema. También, el proceso de mudanza será menos estresante ya que identificar la ruta y cómo va el avance te dará mayor tranquilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad