Si eres amante de los animales tienes buenas noticias, cada vez más los espacios urbanos los consideran como integrantes frecuentes de las familias y tal vez por eso conseguirás un camino despejado o al menos más sencillo que años pasados, al momento de una mudanza con las mascotas.

Si ya tienes una mascota conoces que demandan cuidados y medidas de prevención ante enfermedades y esto se vuelve mucho más importante al momento de moverte ¿Por qué? Con los movimientos es más fácil el intercambio de enfermedades y esto no excluye el mundo animal.

¿Qué tienes que preparar para una mudanza con mascota?

Lo primero, es asegurarte que en tu nuevo edificio o casa acepten mascotas. En grandes edificios destinan los primeros pisos para ocupantes que tienen compañeros animales. También, en ocasiones se exige una suma de dinero extra como garantía si el espacio también será usado por una mascota.

Lo mejor es que converses con claridad con el corredor y le entregues todos los detalles sobre tu fiel compañero, nunca mantengas en secreto que tienes la intención de llevarte a tu mascota porque en el futuro se pueden presentar problemas, además al momento de sacarlo no quieres que se convierta en una pesadilla.

Por tu parte, tienes que llamar al veterinario e informarle que te vas a mudar y requieres que le coloquen todas las vacunas.  Es posible que, en el nuevo edificio, el propietario te solicite un certificado que tiene todas sus vacunas, pero en caso que no sea así, es una excelente medida para evitar que se enferme en un nuevo sitio o que enferme a otros animales que vivan en la nueva comunidad.

También esto te va a informar en qué punto tienes al día el cuidado de tu mascota, es muy fácil olvidarse de alguna vacuna, por lo que nunca está de más una revisión preventiva.

Además, las condiciones del nuevo espacio que vas a habitar tienen que ser revisadas. ¿Estás en un piso alto? ¿El balcón es seguro o tienes que ponerle protector? ¿Hay huecos por donde puede irse tu gato y caerse? ¿Las conexiones son seguras, qué pasa si la mascota las muerde? Estas y otras interrogantes deben hacértelas para realizar los cambios respectivos y crear un ambiente 100% seguro.

En tu plan de mudanza tienes que considerar que tienes que llevarte todos sus objetos y además comprar su alimento lo más rápido posible al llegar al nuevo inmueble, aprovecha las entregas a domicilio para que no tengas que ser tú quien mueva los sacos de comida. Solo ten presente que tienes que planificar la entrega de manera que no tenga que estar todo un día sin comer.

Recuerda que, como los humanos, los animales también sienten los cambios. Quizás al principio esté un poco hiperactivo o todo lo contrario, muy triste. Entiende que aceptar su proceso hará más sencillo la convivencia, por eso, no lo obligues a salir ni a comer si sientes que debe hacer un gran esfuerzo para eso.

Eso sí, vigila que esté manteniéndose hidratado e intenta marcarle desde el primer día los sitios que son destinados para su uso, como su casa y el que destinarás para sus necesidades. El resto es solo comprensión y compasión por tu mascota.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad